Cargando

Gaceta Oficial N° 39.721 del 26 de julio de 2011

Decreto N° 8.266 14 de junio de 2011

HUGO CHÁVEZ FRÍAS

Presidente de la República

Con el supremo compromiso y voluntad de lograr la mayor eficacia política y calidad revolucionaria en la construcción del socialismo, la refundación del Estado venezolano, basado en principios humanistas, sustentado en condiciones morales y éticas que persiguen el progreso de la patria y del colectivo, por mandato del pueblo y en ejercicio de las atribuciones que le confieren los numerales 11 y 20 del artículo 236 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en concordancia con lo previsto en los artículos 226 ejusdem, 15, 16, 46, 58 y 117, numeral 2 del Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley Orgánica de la Administración Pública y 20 del Decreto con Fuerza de Ley de Reforma Parcial de la Ley sobre Adscripción de Institutos Autónomos, Empresas del Estado, Fundaciones, Asociaciones y Sociedades Civiles del Estado a los Órganos de la Administración Pública, en Consejo de Ministros,


CONSIDERANDO

Que el ejercicio de las competencias y su distribución entre los distintos órganos del Ejecutivo Nacional debe responder a las prioridades determinadas en el diseño e implantación de políticas públicas,

CONSIDERANDO

Que el Ejecutivo Nacional ha venido desempeñando un sinnúmero de actividades dirigidas a mejorar el sistema penitenciario venezolano, que requieren la especialización por parte de los órganos y entes encargados de su ejecución, en atención a la urgencia de la satisfacción de los intereses estatales en juego y en aras de dar una pronta y efectiva solución a la situación carcelaria del país,

CONSIDERANDO

Que es responsabilidad del Estado y la Sociedad el tratamiento preventivo de la delincuencia y la reeducación del individuo,

CONSIDERANDO

Que la situación carcelaria en nuestro país justifica la creación de un nuevo Ministerio para la atenció n integral de los penitenciarios, que pueda atender el área de las cárceles y centros de retención de ciudadanos privados de la libertad,

CONSIDERANDO

Que es necesario que este Ministerio atienda el Sistema Penitenciario que permita el proceso reeducativo del ser humano, a través de actividades productivas, educativas, artísticas y recreativas,

CONSIDERANDO

Que la ejecutoria de este Ministerio deberá propiciar el contacto permanente del individuo con su familia y el grupo social del cual proviene así como el desarrollo de su capacidad para administrar su libertad.

DECRETA

Artículo 1°. Se crea el Ministerio del Poder Popular para el Servicio Penitenciario, a cargo del Ministro del Poder Popular para el Servicio Penitenciario.

Artículo 2°. Son competencias del Ministerio del Poder Popular para el Servicio Penitenciario:

1. Diseñar, formular y evaluar políticas, estrategias, planes y programas, regidos por principios y valores éticos, destinados a garantizar el pleno goce y ejercicio de los derechos fundamentales de los procesados y procesadas, penados y penadas, así como procurar su rehabilitación y mejorar sus posibilidades de reinserción en la sociedad.

2. Formular, desarrollar, evaluar y ejecutar los programas socioeducativos requeridos para la ejecución de las medidas o sanciones de semi-libertad, de privación de libertad así como la medida cautelar de prisión preventiva, en coordinación con los organismos que determinarán la responsabilidad y la aplicación de las mismas al Adolescente, de conformidad con la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, y con base en las políticas que dicte el Órgano Rector del Sistema Nacional para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, y del Sistema Penal de Responsabilidad de Adolescentes.

3. Regular la organización y funcionamiento del sistema penitenciario, así como la ejecución de las penas privativas de libertad, de conformidad con las normas, principios y valores establecidos en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y en los tratados y convenios internacionales sobre la materia, suscritos y ratificados por la República.

4. Garantizar la eficiente y eficaz prestación del servicio penitenciario, a fin de dar cumplimiento a la ejecución de penas y medidas preventivas privativas de libertad, impuestas por la autoridad judicial.

5. Brindar un servicio penitenciario en forma eficiente y eficaz, que garantice a los procesados y procesadas, penados y penadas, y a las adolescentes y los adolescentes en conflicto con la ley penal, las condiciones y herramientas necesarias para el desarrollo de sus potencialidades y capacidades, con el fin de mejorar sus posibilidades de reinserción en la sociedad, con estricto apego y observancia a los derechos humanos.

6. Promover la construcción, adecuación, mantenimiento y dotación de sedes penitenciarias aptas, en cantidad y calidad, que cuenten con espacios dignos para el alojamiento y la convivencia de los procesados y procesadas, penados y penadas, y las adolescentes y los adolescentes en conflicto con la ley penal, así como para la recreación, educación, artes, deporte, trabajo e instalaciones médicas y sanitarias; aplicando con carácter preferente los avances científicos y tecnológicos existentes en cada una de estas áreas.

7. Dictar, formular, supervisar y evaluar políticas que garanticen la seguridad y custodia de los procesados y procesadas, penados y penadas, y las adolescentes y los adolescentes en conflicto con la ley penal, con estricto apego a los Derechos Humanos.

8. Promover el cumplimiento efectivo del conjunto de normas y procedimientos que rigen la convivencia, el buen orden y las actividades propias de los procesados y procesadas, penados y penadas, y las adolescentes y los adolescentes en conflicto con la ley penal, dentro de las sedes penitenciarias.

9. Diseñar, formular, supervisar y evaluar políticas que garanticen la atención integral a los procesados y procesadas, penados y penadas, y las adolescentes y los adolescentes en conflicto con la ley penal, en las áreas de educación, salud, cultura, deporte, trabajo, formación técnico-productiva y alimentación como parte de los programas de atención integral, asegurando su progresividad y la protección de los Derechos Humanos.

10. Velar por la participación efectiva de la población privada de libertad en las actividades laborales productivas y de capacitación laboral.

11. Garantizar la implementación de políticas judiciales, basándose en los principios de celeridad y economía procesal, asegurando la tutela judicial efectiva.

12. Diseñar proyectos normativos relacionados con la materia penitenciaria, y todas aquellas medidas de carácter jurídico necesarias, en la articulación e integración de los actores del sistema penitenciario, a fin de coadyuvar al logro de los objetivos del órgano rector, en consonancia con nuestra carta magna y con la visión de país.

13. Tramitar indultos, y velar por el cumplimiento de los convenios de conmutación de pena y otros beneficios.

14. Procurar la participación de familiares, consejos comunales, organizaciones sociales y cualquier otra forma de organización, cuya labor sea pertinente a la materia penitenciaria.

15. Garantizar la captación, formación y retención del talento humano del órgano; en especial el personal base encargado de brindar la atención adecuada a las personas privadas de libertad, en cada uno de los ámbitos del servicio penitenciario.

16. Las demás atribuciones que le confieran las leyes, reglamentos, resoluciones y otros actos normativos.

Artículo 3°. Se adscriben al Ministerio del Poder Popular para el Servicio Penitenciario el Fondo Nacional para Edificaciones Penitenciarias y el Instituto Autónomo Caja de Trabajo Penitenciario.

Artículo 4°. En virtud de la determinación de adscripciones establecidas en el artículo anterior, procédase a realizar los trámites necesarios para la reforma de los estatutos sociales o fundacionales de los entes descentralizados a que haya lugar, así como acometer las demás reformas que sean necesarias, a los fines de adecuarlos a la adscripción acordada en el presente Decreto.

Artículo 5°. Se instruye al Ministro del Poder Popular para Planificación y Finanzas para realizar las gestiones pertinentes con el objeto de obtener los recursos presupuestarios necesarios para el funcionamiento del Ministerio del Poder Popular para el Servicio Penitenciario. Artículo 6°. Se instruye al Ministro del Poder Popular para Relaciones Interiores y Justicia, a los fines de que realice todas las gestiones necesarias con el fin de transferir al Ministerio del Poder Popular para el Servicio Penitenciario los bienes que hasta la fecha han estado afectos al funcionamiento de la Dirección Nacional de Servicios Penitenciarios.

Artículo 7°. Una vez designado el titular del Ministerio del Poder Popular para el Servicio Penitenciario deberá iniciar inmediatamente las gestiones necesarias tendentes a la estructuración organizativa y funcional del Ministerio, con el fin de adecuar su estructura a las disposiciones previstas en el presente Decreto, de acuerdo al Reglamento Orgánico que se dicte al respecto.

Artículo 8. Se establece un lapso máximo de ciento ochenta días (180) días continuos, contado a partir de la entrada en vigencia del presente Decreto, para que el Ministerio del Poder Popular para el Servicio Penitenciario asuma el efectivo ejercicio de todas las competencias que le han sido asignadas en este Decreto, y que venían siendo ejercidas por el Ministerio del Poder Popular para Relaciones Interiores y Justicia o por la Dirección Nacional de Servicios Penitenciarios.

En este sentido, el Ministerio del Poder Popular para el Servicio Penitenciario coordinará con el Ministerio del Poder Popular para Relaciones Interiores y Justicia y con la Dirección Nacional de Servicios Penitenciarios los trámites necesarios para materializar esta transferencia, en resguardo de la seguridad jurídica de los respectivos solicitantes e interesados, así como de la continuidad de la actividad administrativa.

Durante la vigencia del lapso que se establece en el presente artículo, el Ministerio del Poder Popular para Relaciones Interiores y Justicia y la Dirección Nacional de Servicios Penitenciarios continuarán provisionalmente con el ejercicio de tales competencias, salvo aquéllas que progresivamente hayan sido transferidas. En todo caso, las competencias asignadas al Ministerio del Poder Popular para el Servicio Penitenciario que no estuvieran siendo ejercidas por el Ministerio del Poder Popular para Relaciones Interiores y Justicia, ni por la Dirección Nacional de Servicios Penitenciarios, serán asumidas inmediatamente por el Ministerio creado en el presente Decreto.

Artículo 9°. En la oportunidad correspondiente se deberán realizar los trámites legales necesarios, para que se incorpore en el texto del Decreto Sobre Organización y Funcionamiento de la Administración Pública Nacional el contenido de lo establecido en el presente Decreto.

Artículo 10. Dentro del plazo de treinta (30) días continuos, contado a partir de la publicación del presente Decreto en Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela, será dictado el Decreto mediante el cual se ordene la supresión de la Dirección Nacional de Servicios Penitenciarios, creada mediante Decreto del Presidente de la República N° 6.733, publicado en Gaceta Oficial N° 39.196, de la misma fecha, por el cual se dicta el Reglamento Orgánico del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Interiores y Justicia.

Artículo 11. Todo lo no previsto en este Decreto, que sea necesario para hacer efectivo lo dispuesto en el mismo, será resuelto por los Ministros del Poder Popular para Relaciones Interiores y Justicia y para el Servicio Penitenciario, de conformidad con lo dispuesto en el Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley Orgánica de la Administración Pública y en el resto del ordenamiento aplicable, atendiendo siempre a los principios de eficiencia y continuidad administrativa e informando oportunamente al Vicepresidente Ejecutivo.

Artículo 12. Quedan encargados de la ejecución del presente Decreto el Vicepresidente Ejecutivo de la República, el Ministro del Poder Popular para Relaciones Interiores y Justicia y el Ministro del Poder Popular para el Servicio Penitenciario que se designe al efecto.

Artículo 13. El presente Decreto entrará en vigencia a partir de su publicación en la Gaceta de la República Bolivariana de Venezuela. Dado en Caracas, a los catorce días del mes de junio de dos mil once. Años 201° de la Independencia, 152° de la Federación y 12° de la Revolución Bolivariana.

Ejecútese,

(L.S.)

HUGO CHÁVEZ FRÍAS

Refrendado...