Cargando

Decreto N° 8.585, mediante el cual se dicta el Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley que autoriza la creación de fondos en las Instituciones Bancarias del Sector Público para el financiamiento de la adquisición y reparación de viviendas en condición de arrendamiento

Gaceta Oficial N° 39.799 del 14 de noviembre de 2011

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS DEL DECRETO CON RANGO, VALOR Y FUERZA DE LEY QUE AUTORIZA LA CREACIÓN DE FONDOS EN LAS INSTITUCIONES BANCARIAS DEL SECTOR PÚBLICO PARA EL FINANCIAMIENTO DE LA ADQUISICIÓN Y REPARACIÓN DE VIVIENDAS EN CONDICIÓN DE ARRENDAMIENTO.

La República Bolivariana de Venezuela se constituye en un Estado Social de Derecho y de Justicia que tiene como eje transversal y centro de gravedad al ser humano desde una concepción social y teniendo como interés primordial, la promoción del bienestar social, el vivir bien y la mayor suma de Felicidad Social del pueblo venezolano en el marco del "Proyecto Nacional Simón Bolívar, Primer Plan Socialista 2007-2013", garantizando los derechos fundamentales del pueblo venezolano, dentro de los cuales cobra especial relevancia el Derecho a la Vivienda Digna, consagrado en el artículo 82 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Dentro de este contexto, resulta necesario adoptar medidas y mecanismos extraordinarios, para atender las demandas sociales en materia de viviendas del pueblo venezolano, que ha sido despojado injustamente por las clases dominantes del derecho a detentar una vivienda digna, dotadas con los servicios y requerimientos esenciales, todo ello como consecuencia del modelo capitalista explotador y excluyente que se impuso a Venezuela durante los últimos cien años.

En este sentido, el gobierno Bolivariano como custodio y garante de los. Derechos Constitucionales del pueblo venezolano, guiado por los valores del socialismo, y especialmente de aquellos derechos con un alto contenido social, como el derecho al acceso a una vivienda digna, se encuentra en el deber inexorable de impulsar, promover e implementar políticas públicas destinadas a reivindicar los derechos del pueblo venezolano, restableciendo su condición soberana de recipiendario del poder popular soberano, cimiento sobre el cual descansa el poder mismo del Estado.

De esta forma, el presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley que Autoriza la Creación de Fondos en las Instituciones Bancarias del Sector Público para el Financiamiento de la Adquisición y Reparación de Viviendas en Condición de Arrendamiento, constituye una herramienta legislativa necesaria para la ejecución y concreción de las políticas públicas del Estado venezolano destinadas a atender las ingentes necesidades sociales en materia de vivienda, conforme a principios constitucionales de justicia social, igualdad y equidad, con especial atención a las personas y familias que se encuentran bajo una relación arrendaticia en condición de arrendatarios, y aquellos pequeños arrendadores que retornan a su propiedad una vez finalizada la relación arrendaticia, todo ello en ejecución del mandato Constitucional de garantizarle al pueblo venezolano los recursos y ¡os medios para acceder a la adquisición de viviendas dignas y de calidad. Por ello, en aras de garantizar el bienestar social, el vivir bien y la mayor suma de Felicidad Social del pueblo venezolano, el Gobierno Bolivariano, a través del presente Decreto con Rango Valor y Fuerza de Ley constituirá en las Instituciones Bancarias del Sector Público, los Fondos destinados a garantizar recursos para el financiamiento de la adquisición y reparación de viviendas a los pobladores que estén en calidad de arrendatarios, así como aquellos pequeños arrendadores que retornan a su propiedad luego de finalizada la relación arrendaticia, con la finalidad de asegurar si disfrute del derecho a una vivienda digna por parte del pueblo venezolano y especialmente de aquellos sectores tradicionalmente excluidos, como requisito indispensable para asegurar la dignidad humana de todos y todas los venezolanos y especialmente de aquellos que se encuentran en condición de arrendatarios y de los pequeños arrendadores que vuelvan a ocupar su propiedad. En este sentido, se busca brindar especial protección a aquellas personas y grupos familiares que en virtud de su situación económica, no poseen vivienda propia, razón por la cual, se ven forzados a acudir al mercado de arrendamiento de inmuebles, muchas veces sin poseer los recursos necesarios para cubrir los altos costos actuales de los cánones de arrendamiento, los cuales son impuestos por el mercado capitalista, poniendo así en riesgo sus vidas y las de sus familiares. Así mismo, en aras del equilibrio social, el presente Decreto con Rango Valor y Fuerza de Ley brinda apoyo a las pequeñas y pequeños arrendadores que necesitan reparar sus viviendas para volver a habitarlas con su familia, una vez que ha finalizado la relación arrendaticia. Decreto Nº 8.585 12 de noviembre de 2011

HUGO CHÁVEZ FRÍAS

Presidente de la República

Con el supremo compromiso y voluntad de lograr la mayor eficacia política y calidad revolucionaria en la construcción del socialismo, la refundación del Estado venezolano basado en principios humanistas, sustentado en condiciones morales y éticas que persiguen el progreso de la Patria y del colectivo, por mandato del pueblo y en ejercicio de las atribuciones que le confieren el numeral 8 del artículo 236 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, y de conformidad con lo dispuesto en el literal a) del artículo 1º y en el literal b) del artículo 5º de la Ley que Autoriza al Presidente de la República para dictar Decretos con Rango, Valor y Fuerza de Ley, en las materias que se delegan; en Consejo de Ministros.

DICTA

el siguiente,

DECRETO CON RANGO, VALOR Y FUERZA DE LEY QUE AUTORIZA LA CREACIÓN DE FONDOS EN LAS INSTITUCIONES BANCARIAS DEL SECTOR PÚBLICO PARA EL FINANCIAMIENTO DE LA ADQUISICIÓN Y REPARACIÓN DE VIVIENDAS EN CONDICIÓN DE ARRENDAMIENTO.



Artículo 1º. El presente Decreto con Rango Valor y Fuerza de Ley tiene por objeto autorizar la creación, en las Instituciones Bancarias del Sector Público, de Fondos destinados a garantizar recursos para el financiamiento de la adquisición y reparación de viviendas a las ciudadanas y los ciudadanos que estén en calidad de arrendatarios y para la reparación de las viviendas de los pequeños arrendadores que vuelvan a ocupar su propiedad una vez finalizada la relación arrendaticia, con la finalidad de asegurar el disfrute del derecho a una vivienda digna por parte del pueblo venezolano y especialmente de aquellos sectores tradicionalmente excluidos, dentro de la concepción del vivir bien, en aras de alcanzar la mayor suma de Felicidad Social. Artículo 2º. Los fondos constituidos conforme a lo previsto en el presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley no tendrán personalidad jurídica, y estarán bajo el control y administración de cada una de las Instituciones Bancarias del Sector Público, las cuales deberán cumplir y observar los principios de honestidad, eficacia, transparencia, rendición de cuentas, economía, oportunidad, simplicidad, razonabilidad del gasto y celeridad en el otorgamiento de los créditos para la adquisición y reparación de viviendas a los pobladores que estén en calidad de arrendatarios que se encuentren ocupando legítimamente los inmuebles arrendados y de los pequeños propietarios que vuelvan a ocupar su inmueble.

Artículo 3º. Los Fondos creados conforme al presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley, en las Instituciones Bancarias del Sector Publico, destinados al financiamiento para la adquisición y reparación de viviendas a los ciudadanos y ciudadanas que estén en calidad de arrendatarios y a los pequeños arrendadores que vuelvan a ocupar su propiedad, estará dirigido a las personas y familias venezolanas, y a los extranjeros residenciados en el país por un periodo ininterrumpido de 10 años, en calidad de arrendatarios o pequeños arrendadores que vuelvan a ocupar su propiedad, así como a aquellos pequeños arrendadores que retornen a su propiedad una vez finalizada la relación arrendaticia, que cumplan con los requisitos establecidos en el Reglamento del presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley y en la Normativa Prudencial que al efecto dicte la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario.

Artículo 4º. Las Instituciones Bancarias del Sector Público deberán garantizar la sostenibilidad y sustentabilidad de los recursos financieros que conforman los fondos destinados al financiamiento para la adquisición y reparación de viviendas a los pobladores que estén en calidad de arrendatarios, y para la reparación de viviendas de los pequeños arrendadores que vuelvan a ocupar sus viviendas una vez finalizada la relación arrendaticia.

Parágrafo Único: La Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario deberá establecer los porcentajes mínimos de los recursos financieros que serán destinados a la conformación de los Fondos creados conforme al presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley, en las Instituciones Bancarias del Sector Público, destinados al financiamiento para la adquisición y reparación de viviendas a los ciudadanos y ciudadanas que estén en calidad de arrendatarios, y de los pequeños arrendadores que vuelvan a ocupar su propiedad, atendiendo a los criterios de razonabilidad, sostenibilidad y sustentabilidad.

Artículo 5º. Las Instituciones Bancarias del Sector Público deberán atender a los criterios de valor real de uso del inmueble y no el valor de mercado, a fin de evitar las distorsiones en la valoración del inmueble a ser adquirido, mediante el otorgamiento de los créditos financiados por los Fondos creados en el presente Decreto con Rango, valor y Fuerza de Ley.

DISPOSICION FINAL

Única: El presente Decreto con Rango Valor y Fuerza de Ley entrará en vigencia a partir de su publicación en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela.

Dado en Caracas, a los doce días del mes de noviembre de dos mil once. Años 201º de la Independencia, 152º de la Federación y 12º de la Revolución Bolivariana. Cúmplase,

(L.S.)

HUGO CHÁVEZ FRÍAS

Refrendado