Gaceta Oficial No. 39.947 del 19 de junio de 2012

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA AGRICULTURA Y TIERRAS
DESPACHO DEL MINISTRO

DM/No. 062-2012

CARACAS, 25 DE MAYO DE 2002
202° y 153°

Por cuanto, la pesca de tiburones en Venezuela constituye una actividad estratégica y social de gran relevancia económica, que se realiza tradicionalmente en casi toda la extensión del mar Jurisdiccional de la República Bolivariana de Venezuela, contribuyendo, a su vez, a incrementar la producción y la disponibilidad de alimento y al sustento de numerosas familias de las comunidades pesqueras, por lo que el aprovechamiento de ese recurso debe realizarse de una manera responsable para asegurar su sustentabilidad en el tiempo;

Por cuanto, el Estado debe tomar medidas de ordenación orientadas a regular las actividades de peses con base en principios que aseguren la participación, la conservación, el aprovechamiento y, el manejo responsable y sustentable de los recursos hidrobiológicos, aplicando el criterio de precaución fundamentado en la mejor evidencia científica disponible;



Por cuanto, el recurso tiburón posee características biológicas y ecológicas, entre les que destacan su crecimiento lento, baja fecundidad, madurez sexual tardía y gran longevidad, que los hacen particularmente frágiles y vulnerables a la sobrepesca, lo cual puede inducir al colapso de sus poblaciones;

Por cuanto, las poblaciones de tiburones a nivel global presentan signos de sobreexplotación y los niveles de biomasa disponibles en el mar se han reducido drásticamente, lo que ha conducido a que varias especies de estos peces se encuentran en riesgo de extinción o en estado crítico;

Por cuanto, las áreas donde se realiza la reproducción y la posterior cría de los tiburones representa un espacio esencial para el ciclo de vida de estos peces, y que el Estado debe velar por la protección de dichos sitios y su conservación, a través del ordenamiento de estos espacios y de las actividades que ejercen impactos negativos sobre ellos;

Por cuanto, las aguas interiores y adyacentes a los archipiélagos de los Roques y de Las Aves (Barlovento y Sotavento), como hasta ahora ha sido comprobado, constituyen áreas de reproducción y de criadero, esenciales para el ciclo de vida de varias especies importantes de tiburones presentes en el Mar Caribe;

Por cuanto, los estudios científicos, nacionales e internacionales, de diversas organizaciones, de las cuales Venezuela es miembro activo, indican que las pesquerías de tiburones han tenido un impacto negativo en sus poblaciones, debido a que durante el desarrollo de estas actividades se capturan porcentajes elevados de ejemplares juveniles o sexualmente inmaduros, afectando así el proceso natural de reclutamiento, mantenimiento y recuperación de las poblaciones;

Por cuanto, en el marco del Plan de Acción Internacional de tiburones promovido por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), se busca asegurar la conservación, la ordenación de tiburones y su aprovechamiento sostenible, impulsando a los Estados miembros a su aplicación, mediante principios y procedimientos que mejoren el manejo de los tiburones;

Por cuanto, en el mercado internacional hay una gran demanda de aletas de tiburón, lo cual ha dado lugar a la práctica del aleteo que ha demostrado ser insustentable;

Por cuanto, el conocimiento sobre el estado actual del recurso tiburón y los métodos empleados para su pesca son limitados, dificultando su ordenación, debido a la insuficiente información científica disponible, principalmente sobre capturas, esfuerzo de pesca, biología y comercio;

Por cuanto, es necesario establecer un ordenamiento de las pesquerías de tiburones, a fin de minimizar la captura incidental, regular la práctica del aleteo y proteger a las especies más vulnerables;

Por cuanto, los objetivos del Convenio sobre Diversidad Biológica comprenden, entre otras cosas, la conservación de la diversidad biológica, la utilización sostenible de los componentes y la participación justa y equitativa en los beneficios que se deriven de la utilización de los recursos genéticos;

Por cuanto, el tiburón oceánico (Carcharhinus longimanus) al igual que el zorro ojón (Alopias supercillosus) y el tiburón bobo (Carcharhinus falciformis), se han identificado como tres de las cinco especies con el mayor grado de riesgo en una evaluación ecológica realizada por el Comité Permanente de Investigación y Estadísticas de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún del Atlántico (CICAA);

Por cuanto, el tiburón blanco (Carcharodon carcharias), el peregrino (Cetorhinus maximus) y el ballena (Rhincodon typus) están protegidos por el Apéndice II de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES- ONU), del cual Venezuela es signataria y, en consecuencia, el comercio internacional de productos y subproductos de estas especies está totalmente prohibido;

Por cuanto, las especies de tiburones martillo, como la cornuda común (Sphyma lewinl) y la cornuda cruz (Sphyma zygaena), se encuentran entre las especies de tiburones donde existen mayores inquietudes en cuanto a su sostenibilidad, y dado que es difícil encontrar diferencias entre las especies de peces martillo, a excepción de la cornuda de corona o enana (Sphyma tiburo), lo cual podría poner en peligro la supervivencia de los ejemplares capturados, debido a su poca resistencia después de ser capturado y embarcado;

De conformidad con el artículo 305 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela; los numerales 1° y 27° del artículo 77 del Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley Orgánica de la Administración Pública y de acuerdo con el artículo 16 de la Ley Orgánica de Procedimientos Administrativos, en concordancia con lo establecido en el numeral 2° del artículo 20 y numerales 3° y 5° del artículo 49 del Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley de Pesca y Acuicultura, este Despacho dicta la siguiente:

RESOLUCIÓN MEDIANTE LA CUAL SE DICTAN LAS NORMAS TÉCNICAS DE ORDENAMIENTO PARA REGULAR LA CAPTURA, INTERCAMBIO, DISTRIBUCIÓN, COMERCIO Y TRANSPORTE DE TIBURONES.

Artículo 1

Objeto

La presente Resolución tiene por objeto regular la captura de tiburones por buques de bandera nacional o extranjera en espacios acuáticos bajo soberanía o jurisdicción de la República Bolivariana de Venezuela, y por buques de bandera nacional que operen en alta mar o en aguas bajo la regulación de convenios bilaterales y multilaterales, así como el intercambio, distribución, comercio y transporte de tiburones a nivel nacional.

Artículo 2

Definiciones

A los efectos de la presente resolución se entenderá por:

A. Tiburón o tiburones: Peces de esqueleto cartilaginoso pertenecientes taxonómicamente a la Clase Elasmobranchil, incluyendo las rayas, chuchos y quimeras.

B. Aleteo: Práctica que consiste en el aprovechamiento único de las aletas de los tiburones, con el subsecuente descarte del cuerpo del animal al mar.

C. Pesca incidental: Todos los recursos capturados que no son objetivo de la faena de pesca, sean estos retenidos o no.

Artículo 3

Prohibiciones

Se prohíbe la práctica del aleteo. Todos los tiburones que sean capturados deberán ser transportados y desembarcados con el cuerpo completo. Esto incluye las aletas naturalmente adheridas a su cuerpo, así como la cabeza y la respectiva mandíbula que permita la identificación adecuada de la especie, excepto las vísceras.

Artículo 4

Se prohíbe a toda embarcación pesquera o de apoyo pesquero, el transporte o tenencia de aletas de tiburón a bordo sin su correspondiente cuerpo.

Artículo 5

Se prohíbe la pesca de tiburones, exceptuando las rayas, chuchos y quimeras, dentro de los límites del Archipiélago de Los Roques y el Archipiélago de Las Aves, correspondientes a los vértices de las poligonales según datum de la Red Geodésica Venezolana (REGVEN), definidos en la siguiente tabla: ARCHIPIÉLAGO DE LOS ROQUES ARCHIPIELAGO DE LAS AVES Latitud (Norte) Longitud (Oeste) Latitud (Norte) Longitud (Oeste) 12°01, 54,26,  67°00, 40,47,  12°08, 46,14,  67°46, 18,14,  12°01, 54,27,  66°28, 51,47,  12°08, 46,11,  67°19, 49,08,  11°41, 20,50,  67°00, 40,45,  11°51, 25,92,  67°46, 18,12,  11°41, 20,47,  66°28, 51,50,  11, 51, 25,93,  67°19, 49,07,

Artículo 6. Se establece una cuota máxima de captura incidental, por buque pesquero, por desembarque, de cinco (5) ejemplares de tiburones solo para los pescadores con residencia permanente en las áreas mencionadas en el artículo 5.

Artículo 7

Se prohíbe a todo buque pesquero la captura, intercambio, distribución, comercio y transporte del tiburón zorro ojón (Alopias superciliosus) y tiburón oceánico (Charcharinus longimanus).

Artículo 8

Se prohíbe a todo buque pesquero industrial, la captura, intercambio, distribución, comercio y transporte del tiburón bobo (Carcharhinus falciformis), así como de las especies pertenecientes a la familia Sphymidae (tiburones martillo o cornudas).

Artículo 9

Intercambio, distribución y comercio

Toda persona, natural o jurídica, que transporte, almacene o comercialice aletas frescas, congeladas, secas, saladas o procesadas de cualquier especie de tiburón debe presentar certificación de origen o guía de movilización de las mismas, avalado por el Instituto Socialista de la Pesca y Acuicultura, que demuestre su legal procedencia.

Artículo 10

Se establece un peso neto máximo de exportación anual de siete (7) toneladas, fijadas según el promedio de exportación de los últimos cinco (5) años de aletas de tiburón, correspondiente a los registros oficiales durante el período 2007 al 2011, para lo cual deberá contar con un permiso emitido por el Instituto Socialista de la Pesca y Acuicultura, además de presentar el certificado de origen que demuestre su legal procedencia.

Artículo 11

Se prohíbe la exportación de cualquier parte o carcasa entera de las especies de tiburón bobo (Carcharhinus falciformis), así como de las especies pertenecientes a la familia Sphymidae (tiburones martillo o cornudas).

Artículo 12

Reporte de Captura y Desembarque

El capitán o armador del buque pesquero que capture de manera dirigida o incidental cualquier especie del recurso tiburón deberá anotar en la bitácora o cuaderno de pesca, según corresponda, los datos referentes a la pesca de dicho recurso, los cuales deberán ser consignados ante el Instituto Socialista de la Pesca y Acuicultura, dentro de los cinco (5) días siguientes a la finalización de cada viaje o campaña de pesca.

Artículo 13

Observadores

El Instituto Socialista de la Pesca y Acuicultura designará observadores científicos debidamente autorizados a bordo de los buques pesqueros, según la cobertura establecida, pertenecientes a la flota pesquera (industriales y artesanales) que capturan tiburones de una manera dirigida o incidental, con la finalidad de recolectar información biológica pesquera, tales como: estimación de los descartes (vivos y muertos), además de realizar trabajos de Investigación biológicos pesqueros.

Artículo 14

Pesca Científica

Cualquier persona natural o jurídica, nacional o extranjera, interesada en practicar la pesca científica de ejemplares de las especies de tiburón, deberá solicitar el respectivo permiso de pesca ante el Instituto Socialista de la Pesca y Acuicultura. Conforme a lo previsto en el Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley de Pesca y Acuicultura y de conformidad con lo contemplado en el artículo 3 de la presente Resolución.

Artículo 15

Sanciones

Cualquier contravención a las disposiciones contenidas en la presente Resolución, será sancionada conforme a lo previsto en el Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley de Pesca y Acuicultura. En las Áreas Bajo Régimen de Administración Especial (ABRAE), las infracciones se sancionarán de conformidad con las leyes especiales que rigen la materia. Disposición Final

Artículo 16

La presente Resolución entrará en vigencia a partir de su publicación en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela.

Comuníquese y Publíquese.

Por el Ejecutivo Nacional,

ELÍAS JAUA MILANO

Ministro (E) el Poder Popular para la Agricultura y Tierras